jun 082012
 

Las hortalizas tienen un aroma y un color característicos diferentes según la variedad y su composición química. Todas ellas tienen en común su elevado aporte de agua, que se sitúa en torno al 75-95% del peso total. Por este motivo, contribuyen a hidratar al organismo y a eliminar con más facilidad sustancias tóxicas, por lo que poseen una acción depurativa. Debido a su bajo aporte de hidratos de carbono (del 1% al 8%) y aún menor de proteínas (1-5%) y de grasas (0,1-0,3%), su aporte calórico es de entre 20 y 40 calorías por cada 100 gramos.

Lo más destacable de estos alimentos es su riqueza en micronutrientes (vitaminas, minerales), así como en fibra y sustancias antioxidantes que se sabe ayudan en la reducción del riesgo de múltiples enfermedades. Continue reading »

may 122012
 

Es un tema que tiene mucha importancia porque se utiliza en todas nuestras comidas y también está escondida en muchos productos.
Se obtiene de la evaporación del agua de mar o se extrae de minas en la tierra. Su principal elemento es el sodio y nuestro sistema nervioso no puede vivir sin él. La sudoración prolongada, los vómitos, la diarrea y el uso frecuente de diuréticos pueden causar un agotamiento del sodio y esta carencia provocará calambres musculares, debilidad, dolores de cabeza… También el cloruro, muy importante, está presente en la sal. El cloro es un componente del ácido clorhídrico del estómago y,es por eso que, en la medicina ayurvédica se considera digestiva.

Continue reading »

may 072012
 

Según Hipócrates, padre de la medicina occidental, la palabra DIETA viene derivada de la palabre griega «daita«, la cual significa «forma de vivir la vida armónicamente, con un cuidado especial en preparar y seleccionar los propios alimentos«.

Hipócrates formó una medicina básica y holística basada en la preparación natural de comidas sencillas como tratamiento.

Los nutrientes, son una serie de sustancias químicas que el organismo necesita en unas determinadas proporciones para poder llevar a cabo las reacciones químicas del organismo.

Al comer no ingerimos en realidad verduras, frutas, dulces,… sino distintos típos de moléculas que nuestro cuerpo se encarga de ASIMILAR, ELIMINAR o de ALMACENAR.

De estos nutrientes podemos destacar:

  • Principios inmediatos: los que se necesitan en mayor cantidad. Los carbohidratos, proteínas y lípidos.
  • Micronutrientes: necesitamos pequeñas cantidades, pero no por eso son menos importantes. Vitaminas, enzimas, minerales y otros componentes de la dieta.

Destacamos el consumo de los carbohidratos en el desayuno; las proteínas en la comida; y vitaminas en la cena, para su mayor degestibilidad y mejor utilización de las mismas.

  • Los carbohidratos nos dan energía para el resto del día y nos da tiempo a quemarlos.
  • Las proteínas necesitan más tiempo, ya que tienen que romper las cadenas de aminoácidos antes de ser absorbidas, y el hígado emplea gran parte de su energía para realizar este trabajo.
  • Las vitaminas son recomendables en la cena, porque nos proporcionan relajación y así conciliaremos mejor el sueño, de manera que ni el estómago ni el hígado realicen ningún trabajo.

Tan importante como la cantidad y variedad de los alimentos que tomamos, es su la calidad. Estos deben ser biológicos, sin ningún tipo de colorante ni conservante, y a ser posible que no sean congelados ya que las vitaminas y propiedades de los alimentos tienden a disminuir.

Cada alimento es diferente.

Cada uno tiene sus propios y únicos efectos sobre el organismo. Como todos sabemos, o deberíamos saber, es muy distinto obtener los carbohidratos de un cereal o del azúcar. El azúcar se asimila muy rápidamente produciendo oscilaciones en nuestras reacciones internas y convirtiéndose en grasa en su mayor parte.

Una alimentación equilibrada es aquella que aporta todo lo que necesita al cuerpo, en las cantidades justas y de calidad apropiada, puesto que no todas las grasas ni las proteínas son iguales.

«Las personas civilizadas utilizamos zapatos para caminar, pero no tod@s llevamos el mismo número. La estructura de nuestro pie es diferente, así como lo es también la estructura de las proteínas»

La dieta más equilibrada es aquella que resulte compatible con el mejor estado de salud de cada uno. Debemos nutrirnos bien, es decir, dar a nuestro organismo aquello que necesita, desgasta y asimila tanto física como mental o emocionalmente.

«No hay alimentos buenos y alimentos malos, sino simplemente dietas más o menos saludables»

Una dieta saludable es aquella que tiene los alimentos en las proporciones adecuadas; que mantenga el equilibrio sodio-potasio; que no resulte ni acidificante ni alcalinizante; ni oxidante ni reductora.