ago 312012
 

Los alimentos son verdaderas fuentes de salud si los sabemos utilizar en la proporción adecuada.

Además de distribuir la comida del día a lo largo de 5 tomas como mínimo, el consumo de las grasas debe ser, sobre todo, de origen vegetal y utilizar menos las de origen animal.

Las fuentes de azúcares deben ser alimentos integrales, cereales, legumbres y frutas, sin olvidar que las proteínas también se encuentran en legumbres, semillas, alimentos integrales o frutos secos.

Por último, la leche es fundamental.

Los alimentos son verdaderas fuentes de salud si los sabemos utilizar en la proporción adecuada. Para no caer en los problemas de la anorexia, delgadez, sobrepeso u obesidad, aconsejamos seguir pequeñas recomendaciones:

  • Distribuir la comida del día a lo largo de 5 tomas como mínimo: el desayuno incluye el 25% de la cantidad total de alimentos, un pequeño almuerzo a media mañana, comida del mediodia con un 30%, merienda con el 15% y cena con el 20-30% restante. De esta manera hacemos frente a las actividades cotidianas de forma equilibrada y con suficiente “energía”, además de hacer más fácil la actividad del aparato digestivo.
  • Del total de la comida diaria un 55-60% deben ser hidratos de carbono o azúcares, 25% grasas y 10-15% proteínas.
  • El consumo de las grasas debe ser, sobre todo, de origenvegetal y utilizar menos las de origen animal. Entre los aceites el más aconsejable es el de oliva virgen. Hay que aumentar el consumo de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas así como de ácido omega-3 (pescado, frutos secos, mariscos, verduras)… A la hora de cocinar el orden de los aceites, de mejor a menos cualificado, serán el de oliva virgen (tiene muchos ácidos grasos poliinsaturados o monoinsaturados), maíz, girasol, soja y, en último lugar, mantequilla (incluye muchos ácidos grasos saturados).

 

Iturria: http://www2.cajavital.es
ago 172012
 

La alimentación ayuda a cubrir las necesidades nutricionales pero también es un factor clave en el proceso de crecimiento y desarrollo de las personas. Acompañados de la lactancia materna, los primeros alimentos deberán sumarse al menú diario desde los siete meses de vida.

Así, desde los seis meses la lactancia materna debe ser exclusiva para inmunizar al bebé y puede extenderse, junto a otros alimentos, hasta pasados los dos años. Las nuevas comidas, en tanto, deberán ofrecerse de forma gradual y con una amplia variación de colores, texturas y temperaturas que resulten atractivas para el lactante. Continue reading »

may 162012
 

La anemia por deficiencia de hierro es un problema nutricional frecuente entre los niños y adolescentes ya que la alimentación que reciben no aporta la cantidad de hierro que necesitan.

La anemia en los niños pequeños aumenta la susceptibilidad a las enfermedades prevalentes en esta etapa de vida, las que pueden originar:

  • retardo en el crecimiento, 
  • problemas en el aprendizaje y 
  • en el desarrollo psicomotor.

Señalar que comúnmente la anemia no presenta síntomas evidentes, razón por la que los padres de familia deben estar atentos a si los menores presentan, entre las evidencias más frecuentes: Continue reading »